Rehabilitación de una casa familiar de finales del s. XIX para uso hotelero. Un estilo mediterráneo, ligero y relajado que unifica los espacios de una vivienda de pueblo bajo la idea de villa de verano.

360 m2.