Diseño de la sala 38 de ARCO Madrid 2019. Un proyecto textil y lumínico basado en algunas ideas que definen la arquitectura litúrgica: comunidad, eje, ritual, tradición, memoria e inmaterialidad.

Un inmenso telón de patchwork geométrico (almazuela), con linos de Gancedo, que recorre el perímetro de la sala y la divide en un espacio de acceso de 40 m2 y otro de reunión de 90 m2 vertebrado en dirección axial longitudinal y rematado con forma de ábside semicircular.

Preside el espacio la obra de Ulrich Rückriem, a modo de indicación geográfica. La iluminación de Vbospagna, enfatiza el aspecto fluido e incorpóreo del textil y el carácter cerrado en sí mismo de los espacios de culto.

130 m2.